Bienvenido otra vez, ya estamos de vuelta.

Conozcamos la Luz. Quizás os ha llamado la atención como he titulado este tema, pero es que realmente es lo que vamos hacer, hoy os voy a presentar la Luz.

En este tema os voy a enseñar varios conceptos que os ayudarán a reconocer el tipo de luz que ilumina una escena. Es muy importante saber reconocer una fuente de luz, ya que si sabes reconocerlas, después serás capaz de poder utilizarla en tus fotos sin problema. Al finalizar el tema tendréis vuestros primeros ejercicios. Vamos al tema.

¿Qué es la Luz?

No vamos a entrar en definiciones extensas que nos distraerían de lo que hemos venido a aprender, pero para tener una pequeña idea, la luz es un tipo de energía que llamamos radiación electromagnética que viaja a través del espacio en diminutos “haces” llamados fotones…

Si alguien está interesado en saber qué es la luz y como se comporta físicamente, le invito a profundizar más en el tema buscando en libros especializados o en internet, pero como os he dicho, mi intención es que aprendáis a iluminar sin entrar en mucho detalle técnico.

¿Cómo describen los fotógrafos la luz?

Un fotógrafo necesita poder describir la luz para dominarla. Nuestra principal preocupación es:

El brillo, el color y el contraste.

El brillo:

El brillo es para el fotógrafo la cualidad más importante de una fuente de luz. Una luz más brillante es casi siempre mejor.

Dicho de una manera más sencilla, la luz puede ser más o menos brillante.

El color:

Los fotógrafos normalmente utilizamos la luz blanca para realizar nuestras fotografías. La luz blanca es una mezcla de los tres colores primarios, rojo, azul y verde. Los seres humanos percibimos esta mezcla de colores como una ausencia de color. Esta mezcla de los tres colores puede sufrir cambios considerables y nuestros ojos detectan el mínimo cambio, pero nuestro cerebro lo interpreta como blanco.

Lo mismo pasa con las cámaras digitales, interpreta las mezclas de estos tres colores primarios como blanco. Para clasificar estas variantes en la luz blanca, los fotógrafos hablamos de temperatura de color. Esta temperatura se mide en la escala de Kelvin y su unidad son los grados Kelvin (K). Cuanto más alto sea este número, los colores son más fríos y azulados. Por el contrario, cuanto más bajos son los colores, éstos son más cálidos. Viene a ser como cuando hablamos de la profundidad de campo, cuanto más cerrado tenemos el diafragma, menos profundidad tenemos y cuanto más abierto, más profundidad.

La luz de día ronda los 5.500 K.

La luz de tungsteno 3.200-3.400 K. Para los que no sepáis que es el tungsteno, un ejemplo claro será acordarse de las bombillas que han iluminado nuestras casas hasta la llegada de las luces de bajo consumo o leds.(Foto_01).

Temperatura de color

Foto_01

 

Vamos a por lo importante, con esto no digo que lo anterior no lo sea, pero ésta parte nos ayudará a empezar a caminar.

El contraste:

Una fuente de luz tiene contraste alto si los rayos de luz inciden sobre el objeto desde el mismo ángulo y de bajo contraste cuando los rayos de luz inciden desde diferentes ángulos.

La mejor forma de reconocer una fuente de luz de alto contraste es a través de la sombra. Como se observa en la imagen, los rayos de luz no entran en la zona de sombra. Es por este motivo que el perfil de la sombra queda perfectamente definido y perfilado. (Foto_02-03).

Luz dura

Foto_02

 

 

 

 

 

 

Sombra dura

Foto_03

 

 

 

 

 

 

Una sombra con el perfil bien definido y perfilado recibe el nombre de sombra dura. Por este motivo decimos que la luz de alto contraste son luces duras.

Imagina que el Sol, que es una fuente de luz dura y puntual, se tapa por unas nubes. Éste pasa a aumentar su tamaño considerablemente y los rayos de luz llegan al objeto desde muchos ángulos, esto lo convierte en una luz de bajo contraste. Los bordes están poco perfilados y definidos. Este tipo de sombra decimos que es una sombra blanda y la luz que la produce recibe el nombre de  luz blanda o difusa. (Foto_04-05)

Luz blanda

Foto_04

Sombra difusa

Foto_05

 

 

 

 

 

El interior de la sombra dura o blanda puede ser más o menos oscura dependiendo de factores tales como, la superficie sobre la que cae o la cantidad de luz que se refleja en la sombra desde otros objetos cercanos. Hablaremos de las luces reflejadas más adelante.

Vamos a simplificar todos estos datos que ahora quizás os suenan un poco a chino. Para nosotros los fotógrafos, que usamos la luz para crear nuestras composiciones existen dos tipos de luz, la Luz dura y la Luz difusa. Es súper importante que aprendamos a identificarlas para poder usarlas después. Como he explicado anteriormente, reconocemos la luz dura y la luz difusa por la sombra y a través de ésta, podemos identificar la fuente de luz que la crea.

Hablemos de la Luz Dura.

La luz dura la reconoceremos porque su sombra tiene los bordes muy definidos y el paso o la transición entre la luz y la sombra se hace en un espacio muy reducido, sus bordes son muy definidos. La luz que crea esta sombra la llamaremos luz dura, como os he comentado antes. La fuente que crea esta sombra es una fuente de luz pequeña, siempre vista desde el punto de vista del objeto que queremos fotografiar. Súper importante, asimilar este concepto.

Imaginaros que vamos a fotografiar a una modelo en pleno agosto, a las 11 de la mañana en un día sin nubes. El SOL en realidad es una fuente de luz gigante, pero al estar tan lejos de nosotros se convierte en un punto pequeño en el cielo, una fuente de luz pequeña, lo que provocará en nuestra modelo unas sombras muy marcadas, sombras duras. Después veremos un ejemplo en un vídeo.

La Luz Blanda.

La luz blanda la reconoceremos porque su sombra tiene los bordes difusos o poco definidos, el paso de la sombra a la luz se realiza por una transición lenta o espaciada pasando por muchos tonos grises.

*Recordad que utilizo un leguaje poco técnico para que os sea más fácil asimilar los conceptos.

La fuente de luz que crea esta sombra, siempre vista desde el objeto a fotografiar, es muy grande. Veremos un ejemplo al final del tema.

Fijaros en los ejemplos anteriores. Si miráis las flechas que representarían los rayos del sol, en la fuente de luz pequeña crea una sombra dura porque los rayos de luz van en una misma dirección, pero en cambio, si miramos la segunda foto, la fuente de luz a aumentado con las nubes y los rayos de luz ahora caen desde muchos puntos lo que hace que las sombras desaparezcan.

Este es el concepto más importante que tenéis que asimilar.

Luz duraLuz blanda

Las fotos que ilustran esta explicación las he tomado de uno de los mejores libros de iluminación titulado, Light: Science & Magic.

 

RECUERDA: Miramos la luz siempre desde el punto de vista del objeto a fotografiar, no desde la cámara.

Ejercicios:

Las fotos de los ejercicios las vamos a subir a Flickr con una nomenclatura, para que podamos saber a qué tema pertenece. La foto tendrá dos primeros dígitos del número de tema, los dos segundos del ejercicio y después el título.

Ejemplo:

T01_02_Sombra_dura

Recordar, Tema, Ejercicio, título.

Vamos a la tarea. Para poder poner en práctica lo que hemos aprendido, vamos a hacer dos ejercicios.

  • El primer ejercicio es muy simple. Vamos a coger la linterna y vamos a iluminar un objeto de casa, puede ser un pequeño muñeco, la tapa de un bolígrafo, etc. lo que se os ocurra. Sería bueno que sea más alto que ancho para que proyecte una sombra alargada.

Bien, cogemos la linterna e iluminamos el objeto a una distancia de un palmo, más o menos. Veremos que el objeto proyecta una sombra dura. Haremos nuestra primera fotografía.

Después buscaremos una tela blanca fina o una hoja de papel con poco grano y haremos lo mismo, pero poniendo la tela entre la linterna y el modelo y sacaremos una fotografía, esta vez de la sobra blanda o difusa que hemos conseguido.

Os invito a reflexionar sobre lo que ha pasado. Subir las dos fotos al Flickr y abrir debate en este post. Quiero leer vuestras reflexiones.

 

  • El segundo ejercicio es más fácil, pero no por eso menos importante. Este ejercicio lo llevo haciendo más de diez años. No es necesario hacer fotografías, pero si alguien las hace que las comparta.

Es un ejercicio de observación, en el que lo que queremos conseguir es reconocer qué luces generan las escenas que vemos cada día.

Este ejercicio lo podemos hacer en casa, en el metro, autobús, restaurante, etc. Vamos a observar el rostro de la gente que nos rodea, cuando encontremos un rostro que nos llame la atención por su iluminación, vamos a concentrar la mirada en él. Sin retirar la mirada o incluso cerrando los ojos, vamos a pensar en qué tipo de luz la está generando, si es una luz dura o una luz difusa. Así de simple.

Este ejercicio lo iremos complicando según avancen los temas, pero por ahora, solo nos vamos a preocupar de la luz que genera la iluminación de la escena que veamos.

Recordad dejar vuestras preguntas o comentarios en el hilo de esta entrada, así todo el mundo podrá enriquecerse de ellos.

 

Podéis dejar las prácticas en este foro de Flickr:

https://www.flickr.com/groups/3134462@N20/