¿Cómo enfrentarse a un retrato?

Qué difícil es responder a esta pregunta. Pienso que ser capaz de hacer un buen retrato no es tarea fácil. No hablo de sacar una foto que le guste a todo el mundo, sino de saber captar la esencia de una persona que en la mayoría de ocasiones apenas conoces.

Cuando empiezas en fotografía tu criterio de selección de una sesión se basa en lo que más te llama la atención o lo que crees que va a sorprender más a los demás. Con el paso de los años, este criterio va cambiando. Tu madurez visual mejora mucho y la experiencia hace que antepongas muchas decisiones antes de una sesión, lo que te da una ventaja a cuando tus sesiones eran una prueba de ensayo y error.

Enfrentarte a un retrato no es una tarea fácil. Todos los elementos tienen que estar en armonía con lo que pretendes sacar de tu modelo. Siempre se dice que un buen retratista saca la esencia del retratado, pero ¿cómo ser capaz de sacar esa esencia de una persona que apenas conoces?

Mis años de experiencia me han enseñado a saber observar a las personas mientras hablas con ellas y tomar decisiones que a priori pienso que son las correctas. En un retrato influyen varios factores, aunque está claro que el principal es la postura del retratado sin olvidarnos de la  iluminación, la focal, la composición, etc.

Cada una de estas decisiones hará que tu retrato tenga o no tenga éxito y me refiero a éxito por haber sido o no capaz de captar la esencia de esa persona.

En ocasiones me dejo llevar por mi instinto o por mi sentimiento. Soy una persona que se deja guiar mucho por mis presentimientos, aunque también he de decir que sin la experiencia que tengo este conjunto no funcionaría.

Como he comentado anteriormente son muchos los factores que influyen a la hora de tomar un retrato. La luz es uno de los factores importantes. Una luz dura y directa no le funciona bien a todo el mundo. Otro de los factores que afectarán la luz a un retrato es la posición de esta. Tenemos que conocer a la perfección como afecta la posición de la luz, tanto en distancia como en altura al rostro de una persona.

Y otra de las preguntas que podríamos hacernos es, ¿cuantas luces utilizo para realizar un buen retrato? Todas las respuestas a estas preguntas se podrían llegar a contestar comprobándolo uno mismo. Trabajar, trabajar y trabajar te dará tus propias respuestas. Os diría que ante un rostro mayor de un hombre a mí me gusta utilizar una luz dura porque potencia esa madurez y sabiduría de un hombre mayor por el paso de los años, como es la foto del ejemplo que ilustra esta artículo, pero quizás otro fotógrafo opinaría de otra manera, como veis todo es subjetivo. Es por este motivo que te digo que la experiencia te dará tu manera de trabajar. Todas las decisiones se tienen que tomar pensando en el resultado que queremos obtener.

Otro de los aspectos difíciles a la hora de enfrentarse a un retrato es como colocar al modelo. Este es un aspecto muy importante también y que muchos fotógrafos no saben bien como manejarlo.

Cuando trabajo con gente no experimentada suelo sentarlos en una silla o taburete, esto les hace no estar tan en guardia delante de la cámara. Charlar con ellos y explicarles lo que vas haciendo ayuda a que se relajen. Según voy tomando las primeras fotos y veo que hay alguna que vale la pena se la enseño y voy poco a poco animándole y haciendo que coja confianza. Si lo que realmente quiero desde el principio es tomarle el retrato de pie, cuando lleva un rato sentado y le he enseñado alguna toma buena le invito a ponerse de pie y sigo con la sesión. Un retratista tiene que tener sus propios métodos para llegar a relajar al retratado.

Hay algunos libros que hablan de como colocar a un modelo delante de la cámara. Es importante conocer aspectos de la psicología postural y visual.

¿Que podríamos decir del fondo?

El fondo es uno de los aspectos más olvidados por muchos fotógrafos. El fondo nos dice mucho de un retrato. Un fondo mal elegido hará que nuestro retrato se hunda, un fondo cargado hará que nuestros observadores pierdan su interés sobre el retratado, un fondo neutro hará que centremos más la atención sobre el retratado. En resumen, un buen fondo hará que complementemos a la perfección la personalidad del retrato.  No hay un manual que te enseñe todo esto ya que se adquiere con la experiencia, aunque sí hay publicaciones que te guían por patrones estándar. Mi consejo es, si dudas quítalo.

¿Qué podemos decir del encuadre?

Hay gente confunde un retrato con un primer plano y son cosas muy diferentes. Se podría decir que un retrato es una representación, ya sea en pintura, fotografía, grabado, etc. en la cual el motivo principal es una persona. Esta definición no es científica, es la que yo creo se ajusta y resume lo que es un retrato en pocas palabras. Podemos hacer un retrato en primer plano, plano medio, plano americano, etc. Conocer cada uno de estos aspectos nos dará otra de las armas para saber armar un buen retrato.

El pasado día 14 de marzo invité a mi padre a una sesión de retrato. Enfrentarte a tu padre en estudio no es tarea fácil, ya que existen muchos factores emocionales, tanto por parte del retratado como por parte del fotógrafo que hacen que no sea una sesión normal. Romper la barrera de la tensión es más difícil, aunque tienes muchas cosas a favor, cómo conocer a la perfección al retratado.

Sabía perfectamente  lo que quería conseguir de él,  quería sacar un retrato clásico.

Mi padre es una persona que nació en un pequeño pueblo de Andalucía. Su padre era asgricultor y desde muy pequeño tuvo que ayudar a su padre en el campo. Él siempre tuvo claro que no debía dejar los estudios, ya que no quería tener la misma vida que su padre. Con apenas 18 años dejó el pueblo y se trasladó a una gran ciudad para buscar una nueva vida. Todo esto ocurría en una España que estaba en plena dictadura  que intentaba recuperarse de una guerra civil.

Mi padre es una persona divertida, luchadora, sabia y podría estar diciendo millones de cosas buenas de él. Este retrato iba a ser el regalo que le iba hacer yo para celebrar el día del padre y poder agradecerle todo lo bueno que me ha enseñado. Quería captar su esencia y que la gente que lo conoce al mirarlo dijese, has captado a la perfección a tu padre. ¿Porque no sacarlo sonriendo? Pensé que sería más interesante y más natural retratarlo con una pose seria y natural, pienso que de esta manera conseguiría que el observador se hiciese más preguntas sobre quién y como es la persona de la foto.

Datos técnicos de la foto:

Para este retrato he utilizado un único punto de luz, como se ve en el esquema de a continuación.

Flash #Godox #Ad600Pro a mínima potencia con una parábola con panel de abejas.

Cámara #Sony #A9 1/160 a F1.4 con enfoque de seguimiento al ojo, lente #85mm #Gmaster

Esquema de iluminación

Esquema de iluminación

 

Retrato