Hace unos días recibí el pedido de mis nuevos flashes, los Godox AD600 Pro. Después de pensar durante mucho tiempo y ver infinidad de comparativas y vídeos de muestra me decidí por esta marca.

Creo que mi elección ha sido la correcta, ya que podré disponer de muchísima potencia dentro y fuera del estudio fotográfico con una calidad extraordinaria.

Todavía no he tenido la oportunidad de estrujarlos bien, pero en las próximas semanas tengo varias sesiones que serán perfectas para ver de que son capaces estos flashes.

En esta entrada os dejo el vídeo de la primera toma de contacto.